Basilisco común

(Basiliscus basiliscus)


Hechos

Basilisco común IUCN NOT EVALUATED (NE)

 

Datos sobre el animal

El Basilisco común alcanza una longitud total de aproximadamente 80 cm (incluyendo la cola de aproximadamente 50 cm) y pesa entre 200 a 500 g. El color del dorso va desde el verde al oliva-marrón, a marrón con rayas oscuras. El vientre es de color amarillo. Su excepcional camuflaje les permite no ser detectados cuando permanecen inmóviles en la maleza. Sus dedos son muy largos y tienen garras afiladas. Los machos están adornados por una cresta y por una papada de color. Esta cresta está afirmada por elongaciones de las espinas neurales. En la parte posterior y la cola también tienen crestas en forma de vela.

 

Los Basiliscos son activos durante el día. Los machos son territoriales, moviendo sus cabezas como gesto de amenaza y como comportamiento de cortejo. La hembra pone de 2 a 18 huevos, de cinco a ocho veces al año, en un agujero de 20 cm de profundidad que ella misma ha cavado. Después de la puesta de huevos, cubre la excavación con tierra, presionando hacia abajo con la cabeza. Posteriormente no hay cuidado parenteral. Estos eclosionan después de unos 3 meses. Se alimentan de insectos, pequeños vertebrados como serpientes, aves y peces, pero también de flores.                                                                              

Sabía Usted?
Que junto con el Basilisco Marrón (Basiliscus vittatus) este lagarto tiene el apodo de "Lagartija de Jesucristo" o "Lagartija Jesús"? . Dado que al huir de un depredador, toma suficiente impulso como para correr una breve distancia sobre la capa superficial del agua (puede correr hasta siete millas por hora). Los Basiliscos tienen grandes patas traseras. Uno de los lados de los dedos está ampliado por una hilera de grandes escamas que se encuentran enrolladas cuando la lagartija camina sobre la tierra. Si el Basilisco presiente el peligro y cruza cuerpos de agua, estas escamas son empujadas hacia arriba, aumentando la superficie de contacto con el agua, lo que le permite correr distancias cortas. Los Basiliscos más pequeños pueden correr alrededor de 10-20 metros sobre la superficie del agua sin hundirse, y por lo general pueden correr más que los basiliscos de mayor tamaño. Dado que la cola tiene un papel importante para el equilibrio al realizar movimientos verticales, esta no puede ser descartada cuando es atacado por un depredador (aves rapaces, serpientes, otros grandes reptiles, peces).


 

Hoja informativa
Clase REPTILIA
Orden SQUAMATA
Suborden SAURIA (IGUANIA)
Familia CORYTOPHANIDAE
Nombre (Científico) Basiliscus basiliscus
Nombre (Inglés) Common Basilisk
Nombre (Francés) Basilique à bandes
Nombre (Alemán) Helmbasilisk
Nombre (Español) Basilisco común
Nombres locales Lagarto Jesucristo
Estatus CITES Not listed
Estatus CMS Not listed

 

 

Derechos de autor de la foto por
Esteban Alzate

Distribución

 


Distribución
Área de distribución Honduras, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Venezuela, Ecuador, Colombia
Hábitat En árboles de bosques lluviosos cerca de ríos y arroyos, pero también el suelo.
Población silvestre Desconocida
Población del Zoo 3 registrados por ISIS (2007)

En el Zoo

Basilisco común

 

Cómo este animal debe ser transportado?

Para transporte aéreo seguir las indicaciones de Nota de Contenedores 41, de las Regulaciones para transporte de animales vivos de IATA.

 

Encontrar este animal en ZooLex

 

Derechos de autor de la foto por
Wolfram Riech

Porqué los zoos mantienen este animal?

El basilisco común no es una especie que se encuentre actualmente amenazada. Los zoológicos los mantienen principalmente por razones educativas, ya que son un representante relativamente grande y conspicuo de los lagartos, también dada su capacidad de caminar sobre el agua, razón por la cual ha sido bautizado como "lagarto Jesucristo", es considerado como un buen embajador para la conservación de los bosques neotropicales. Los basiliscos  son mascotas populares, por lo que muchas veces son recibidos por motivos de bienestar animal en los zoológicos, cuando han sido abandonados o mantenidos en condiciones inapropiadas.