Aligator de China

(Alligator sinensis)


Hechos

Aligator de China IUCN CRITICALLY ENDANGERED (CR)

 

Datos sobre el animal

El Aligator de China tiene un hocico bastante corto y redondeado, que es 1 a 1,3 veces tan largo como ancho en el plano de las esquinas delante de los ojos. Tiene una cresta incompleta entre las esquinas delante de los ojos a través de la base de la boca y algunas crestas longitudinales que se extienden desde los ojos hasta casi la inflamación nasal. La parte superior del cuerpo es de color oliva oscuro con manchas amarillas, dispuestas en barras transversales en los juveniles. La superficie inferior es claro uniforme, sin manchas de color negro. El iris es de color marrón. El animal puede alcanzar longitudes de hasta 2,1 m, pero por lo general mide alrededor de 1,5 m.    

Sabía Usted?
Que, a pesar de su carácter tímido, los Aligator de China tienen asociaciones históricas con el mítico dragón chino? Sin embargo, estos no han salvado a esta especie del impacto humano. El Aligator de China se ha convertido en una de las dos especies de cocodrilos en mayor peligro de extinción!


 

Hoja informativa
Clase REPTILIA
Orden CROCODYLIA
Suborden EUSUCHIA
Familia ALLIGATORIDAE
Nombre (Científico) Alligator sinensis
Nombre (Inglés) Chinese Alligator
Nombre (Francés) Alligator de Chine
Nombre (Alemán) China-Alligator
Nombre (Español) Aligator de China
Estatus CITES Appendix I
Estatus CMS Not listed

 

 

Derechos de autor de la foto por
Magalhães

Distribución

 


Distribución
Área de distribución China
Hábitat Ríos y arroyos de agua dulce de movimiento lento, lagos, estanques y pantanos
Población silvestre Sólo alrededor de 150 animales se encuentran distribuidos en la provincia China de Anhui. Además de la destrucción de su hábitat, las actividades de caza ilegal son responsables de la catastrófica situación de la especie en su área de distribución natural.
Población del Zoo 156 registrados por ISIS (2005)

En el Zoo

Aligator de China

 

Encontrar este animal en ZooLex

 

Derechos de autor de la foto por
Berthold Werner