GSMP del Gibón de Java

El gibón plateado (Hylobates moloch) es la última especie restante de los simios de Java. Al igual que todas las especies de gibones, está seriamente amenazado debido a la destrucción de hábitat y el comercio ilegal de mascotas. Se encuentra sólo en el oeste y en la parte central de Java, en un hábitat altamente fragmentado. Estudios recientes, sugieren que un número menor a los 3.000 individuos permanece en menos de 63 parches de hábitat fragmentado. Muchas de estas áreas tienen poca o ninguna protección contra la degradación del hábitat o la caza furtiva, por lo que el gibón de Java parece ser ahora uno de los taxones más amenazados de extinción, es decir, con uno de los rangos más restringidos y amenazados.

 

En 2009, nació el Plan Global de Manejo Especies (GSMP) para esta especie en particular, como parte de una necesidad evidente de mejorar el manejo de las poblaciones cautivas y con el objetivo de hacer una contribución significativa y genuina a su conservación.

 

Avalado por la WAZA, el plan tiene como objetivo ayudar en la conservación de las especies a través de:

  • la mantención y aseguración de una población y/o la provisión de animales para su liberación en el medio silvestre, como parte del manejo de un programa de reintroducción para conservación;
  • el mantenimiento de una población segura, en caso de producirse alguna catástrofe en el medio silvestre;
  • la conservación de altos niveles de la variabilidad genética, similares a los encontrados en las poblaciones silvestres;
  • la conservación del repertorio conductual de la especie;
  • el apoyo al desarrollo y la documentación de las técnicas de crianza de la especie;
  • el apoyo a los esfuerzos regionales para la recaudación de fondos;
  • el proporcionamiento de animales para la investigación en zoológicos, y
  • la aseguración una población cautiva persistente en los parques zoológicos, para efectos educativos y de recaudación de fondos.

 

Tradicionalmente, como con muchas otras especies en cautiverio, los gibones de Java han sido manejados a nivel regional, a pesar de que  cuando fue necesario se realizaron algunas transferencias, la población no ha sido manejada como una unidad. El GSMP otorga la oportunidad de manejar a las poblaciones separadas como una metapoblación, consiguiendo los mejores resultados de los emparejamientos genéticos y manejos reproductivos. El GSMP, con una población viable en cautividad y bien manejada, no sólo puede entregar animales adecuados para la reintroducción, si no que también impulsa la recaudación de fondos para  proyectos de conservación in situ. Un principio clave de la GSMP es que ningún gibón de Java será removido del medio silvestre para unirse a una población cautiva.

 

Un GSMP puede proporcionar un vínculo tangible entre manejo ex situ de especies y la conservación in situ. En situaciones donde las poblaciones, tanto en cautiverio como silvestres son pequeñas, tiene sentido  aprovechar todos los recursos disponibles y en muchos el buen manejo de poblaciones cautivas puede realmente contribuir a la conservación de especies, permitiendo que estas actúen como embajadoras en la recaudación de fondos para la protección de la población y de su hábitat, así como también proveer animales adecuados para la reintroducción.

 

En resumen, los principales resultados de la GSMP del Gibón de Java serían:

  •     poseer una población de gibones salvajes protegida y sostenible, y
  •     tener una población cautiva bien manejada y viable.

 

A fin de lograr esto, es esencial contar del compromiso de todos los programas regionales, además  de conseguir que se actué acorde a ciertos valores pactados, tales como:

 

  •  el mejor manejo de poblaciones (formación de parejas basada en la genética global);
  •  recaudación de fondos de instituciones internacionales para la conservación in situ (las instituciones firman un acuerdo de cooperación que incluye el compromiso de financiación);
  •  animales disponibles para su reintroducción (si es necesario);
  •   el manejo de las poblaciones silvestre será posible sin requerir de otros fundadores de origen silvestre;
  •   el programa apoya activamente las acciones para prevenir que más gibones ingresen al cautiverio;
  •   las parejas formadas son compatibles conductualmente, y
  •    siempre cuando sea posible los gibones se vivirán en grupos naturales.

 

La población del gibón de Java en cautiverio es relativamente pequeña y difícil de sostener en el largo plazo sin alguna forma de cooperación entre las regiones. El análisis de las poblaciones ha determinado que la sostenibilidad a largo plazo requerirá una mejora en el éxito de las reproducciones dentro de los parques zoológicos y en el manejo de la población cautiva en su totalidad como una meta-población. El GSMP puede proporcionar asistencia a las instituciones para mejorar los estándares de manejo y el éxito de crianza. La gestión de un studbook, con información detallada sobre todos los animales dentro del programa también ayudará a garantizar un escrutinio más detallado de las adquisiciones de animales.

 

La población silvestre del gibón de Java es relativamente pequeña y se beneficiaría exitosamente de un programa de reintroducción. La disponibilidad de áreas adecuadas para la reintroducción es promisoria. Cabe destacar, que aunque la prioridad para los animales alojados en centros de rehabilitación sea siempre su reintroducción a su hábitat natural, también se debe reconocer que no todos estos animales lograrán la rehabilitación en un nivel satisfactorio como para ser devueltos a la naturaleza y en algunos casos, los animales nacidos y criados en los parques zoológicos pueden ser más adecuados para la reintroducción.

 

En agosto de 2010, un taller internacional se llevó a cabo en Java para finalizar el plan de operación para el GSMP y para discutir las maneras más eficaces en el que el programa puede contribuir a la conservación in situ de estos gibones. Actualmente los planes están progresando en la creación de Unidades de Protección para resguardar a las poblaciones silvestres (financiado por las instituciones miembros), también en los programas de reintroducción, así como en la capacidad de crear y de mejorar la capacidad de crianza y reproducción. El taller fue organizado por el Proyecto del Gibón plateado y apoyado por el zoológico de Perth, el Ministerio de Silvicultura de Indonesia, la Fundación de Gibón de Java y la Fundación Aspinall.

 

Otros avances incluyen varios nacimientos en la población cautiva. El zoológico de Perth, los parques de vida salvaje de Howletts y Port Lympne y el Centro de Conservación de Gibón, han seguido reproduciéndolos de manera exitosa. Una nueva pareja establecida en el zoológico de Mogo, en Australia, también dio a luz una cría después de año de haber sido emparejada.

 

Uno de los desarrollos más significativos ha sido el nacimiento exitoso de una cría en el Centro de Gibones de Java, en Java. Se prevé que el centro de Gibones de Java podría servir como un centro de excelencia en la región, guiando a otros zoológicos y centros de rehabilitación.

 

El Centro del Gibón de Java, también realizó la primera liberación de gibones, en Octubre de 2009. La pareja fue liberada en una pequeña zona de hábitat aislado, en el Parque Nacional Gunung Gede Pangrango. La pareja sigue siendo vigilada y al parecer está adaptándose bien a la vida en la naturaleza. La pareja ha explorado toda la zona, utilizando todas las fuentes de alimentos disponibles y se han observado comportamientos de acicalamiento y cópula.

  • Gibbon_1
  • Gibbon_2
  • Gibbon_3
  • GSMP del Gibón de Java

    GSMP del Gibón de Java

    (1) © Karen Payne, (2) © Kate O'Connell, (3) © Karen Payne, (4) © Perth Zoo

  •